Copa Libertadores Segunda Ronda
febrero 7, 2017, 7:00 pm
Junior
3 - 0
Carabobo
Estadio Jaime Morón - Cartagena
Asistencia: 5000
Junior
Árbitro: Enrique Cáceres (CHI)

Crónica del Partido

Excelente demostración de futbol nos regaló ayer Junior de Barranquilla en Cartagena en su contundente triunfo tres por cero ante Carabobo Fc. Si bien es cierto que el rival de turno no le opuso resistencia, no hay que desmeritar ni un segundo el fútbol alegre y llamativo que desplegaron los rojiblancos.

Durante los primeros minutos Carabobo intentó replegar en su propia cancha a los locales ejerciendo una presión alta continuada, sin embargo fue cuestión de 8-10 minutos para que Junior se plantara con comodidad en el terreno de juego y deslumbrara con juego vistoso que incluía variantes de todo tipo: cambios de frente precisos, salidas con sus laterales por las bandas, pases a un toque entre los creadores, relevos completos, juego aéreo eficaz… en conclusión un Junior bakano, que juega con el balón pegado al piso y juntando individualidades en sociedades de forma productiva.

Difícil escoger una sola figura del partido de anoche, por un lado la defensa y el arquero nuevamente sacaron el arco en cero, dejándolo limpio en esta primera serie. Regresó el Alexis Pérez de siempre, seguro, rendidor y responsable en el fondo acompañado de otro cerrojo, Deiby Balanta. Juntos estuvieron certeros atrás dejando casi sin posibilidad a cualquier atacante Venezolano.

A los centrales hay que sumarle el apoyo de los laterales, tal como lo mencioné previamente, entre sus posiciones se hicieron relevos completos que taparon cualquier hueco en marca durante el desarrollo del partido. Por fin volvemos a ver salidas por los costados en el equipo, hace pocos meses no podíamos ni soñar con proyecciones por las bandas, mucho menos con centros efectivos. Ochoa y Quiñonez mejoraron radicalmente su presentación y le aportaron no solo marca al equipo sino oportunidades de ataque por sus bandas, abriendo la cancha al máximo y regularmente con cambios de frente que tenían enloquecidos a los rivales.

Para seguir en orden, la pareja de recuperadores brillante, silenciosos pero aplicados, James Sánchez como en sus mejores momentos, oportuno e inteligente con el balón, fue el apoyo que se pedía a gritos para los creadores; por su parte Pico ordenado y aplicado se comió el medio campo… me gustaría tener la estadística de balones entregados correctamente por este par de jugadores durante los noventa minutos.

Llegamos a la línea de la magia, por fin se juntaron los que saben, Hernández, Estrada y Aponzá manejaron los hilos del partido a su antojo. Abrieron espacios, rompieron la defensa una y otra vez con paredes a un toque entre líneas, se mantuvieron activos durante todo el juego buscando y pidiendo el balón para jugadas rápidas y precisas. Va poco tiempo y ya saben dónde se ubica cada uno en las jugadas, lo que les permite jugar rápido y al espacio… me ilusiona pensar lo que pueden seguir mejorando cuando con el tiempo memoricen y automaticen mucho más cada uno de sus movimientos. Los tres se complementan fácilmente: Hernández da la pausa, Estrada la movilidad y Aponzá la gambeta y el encare.

Para cerrar la estrategia Gamero, la punta la tiene Ovelar. Gratificante que se haya reencontrado con el gol, y más aun de la manera como lo hizo: a la paraguaya, sostenido en el aire clavó el balón en la esquina baja del palo derecho del arquero dejándolo sin ninguna posibilidad. Claramente después de anotar se le vio mucho más confiado y buscando el arco desde distintas perspectivas, parece que se acabó la pólvora mojada y ahora vienen los juegos pirotécnicos propios de él.

Durante los noventa minutos Gamero movió la banca en tres oportunidades: Toloza por Hernández, Rangel por Ovelar y Correa por Ochoa. Con el ingreso de Toloza se buscaba abrir las bandas y generar opciones – lo cual se hizo – en tan solo tres minutos Edinson tuvo tres clarísimas oportunidades de gol que infortunadamente no pudo concretar. A favor diré, que genera espacios y oportunidades fácilmente, pero en contra anotar que no sabe cómo definir; ¿será que le pueden sacar de la cabeza que es delantero y ubicarlo como volante o lateral? Por su parte Rangel aprovechó la primera que tuvo y convirtió el tercer gol que firmaba la goleada de la noche. Mientras que el último cambio fue obligado por un golpe que recibió Ochoa, dejando a Correa en una línea de tres al lado de Pérez y Balanta.

Me gustó mucho este equipo, así es que nos gusta el juego en Barranquilla y Gamero lo sabe, con el despliegue futbolístico mostrado demuestra que hay nomina para competir con decoro en los torneos que se están enfrentando y que los refuerzos traídos están respondiendo a las expectativas. Me agrada ver que, a pesar de ir ganando ampliamente en el resultado, Gamero siempre estuvo parado en la línea dando indicaciones y nunca se vio un movimiento de “cuidar el marcador” siempre sus indicaciones y sus movimientos tácticos fueron ofensivos.

Es cierto que Carabobo fue, con el respeto que merecen, un rival liviano, se viene en Copa un debutante que juega con el alma: Atlético Tucumán; y en Liga un dolido y necesitado América. Bonita oportunidad para demostrar que el juego de Junior no depende del rival sino de sus capacidades propias. Este es el Junior lindo, este es el Junior bakano!

Josefina Barros
@josefinabarrosb
Fotos: Conmebol

Alineación

Nombre GLS AST PENS OG CS RAT Tarjetas
1 1 6
2 1 7
3 6
4 7
5 6
6 8
7 7
8 1 1 8
9 7
10 7
11 1 8

Sustituciones

Nombre GLS AST PENS OG CS RAT Tarjetas
12
5 Andrés Felipe Correa ← Lewis Ochoa
7
13
14 Édison Toloza ← Sebastián Hernández
6
14
17 Michael Rangel ← Roberto Ovelar
1 6